• 12/11/2021

¿Qué es mejor, Piscina de Agua Salada o Dulce?

¿Qué es mejor piscina de agua salada o dulce? Te contamos en este post todo lo que tienes que saber para escoger el mejor sistema para tu piscina.

Si vas a instalar una piscina en tu nueva casa o estás pensando en cambiar el agua de la piscina de tu urbanización o comunidad de vecinos, es muy posible que dudes y te pregunte que es mejor piscina de agua dulce o salada. En cualquier caso, siempre teniendo en cuenta la normativa y obligaciones referentes al uso de piscinas.

A lo largo de los últimos años, las piscinas de agua salada se han ido volviendo cada vez más habituales en espacios tanto públicos como privados, aportando una alternativa a las clásicas piscinas coloradas de agua dulce.

Por ello, hoy te ofrecemos una guía para que conozcas mejor estos 2 tipos de piscinas y cuentes con los datos fundamentales para decidir que es mejor, piscina de agua salada o dulce, y así decidir la más beneficiosa para tu vivienda o comunidad.

Piscinas de agua dulce

Para saber qué es mejor, piscina de agua salada o dulce, debemos conocer las características y particularidades de cada una de ellas.

Las habituales piscinas de agua dulce se definen fundamentalmente en base a su técnica de desinfección del agua, que se basa en la utilización de cloro. Este compuesto químico actúa sobre el agua eliminando virus, hongos y bacterias.

Mantenimiento de una piscina de agua dulce

Si queremos saber si es mejor piscina de agua salada o dulce, tenemos que tener en cuenta que las piscinas de agua dulce se caracterizan por poseer un mantenimiento relativamente sencillo y económico en comparación con las de agua salada, si bien poseen algunas desventajas en contraposición.

Una piscina de agua dulce necesitará mantenerse a través de medidas tanto químicas como físicas, siendo estas últimas principalmente de limpieza.

  1. Así, a nivel químico será necesario cuantificar y mantener el pH de la piscina en los límites recomendados, situados entre 7 y 7,5 partes por millón (ppm).

  2. Por otro lado, también se ha de medir el cloro de la piscina, que debe poseer una concentración de entre 0,6 y 1 ppm. El cloro ha de añadirse semanalmente, y se encuentra habitualmente en forma de pastillas.

  3. Además de estos análisis, también se ha de encender la depuradora de la piscina al menos 8 horas diarias.

  4. Por otro lado, es importante limpiar todas las superficies de la piscina, así como los filtros y dispositivos que eliminan las grasas que se acumulan en el agua, antes de comenzar su uso y, después, periódicamente en función de sus necesidades.

Beneficios del agua dulce en una piscina

Una vez conoces qué caracteriza y cuál es el mantenimiento de una piscina de agua dulce, te contamos cuáles son las ventajas más significativas de instalar este tipo de sistema de agua en tu piscina para que valores si es mejor piscina de agua salada o dulce en tu caso concreto:

  • El cloro es un producto probado y seguro y se necesitan muy pequeñas cantidades para garantizar la desinfección de la piscina.

  • Es más económico que las piscinas de agua salada.

  • Su mantenimiento es sencillo y fácil.

Pero frente a esta clásica opción clorada, actualmente encontramos un competidor claro y cada vez más presente en las instalaciones de nuestro país: la piscina de agua salada.

Piscinas de agua salada

Si bien hemos expuesto cómo a las piscinas de agua dulce también se las conoce como “cloradas”, las piscinas de agua salada no marcarán una diferencia en este sentido. Efectivamente, en este tipo de sistemas la sustancia que limpia el agua también es el cloro.

La diferencia entre piscina de agua salada o dulce entonces reside en el tipo de cloro que se utiliza, ya que en este caso se usa un clorador salino, que es lo que le aporta a este sistema su característico nombre. 

Mientras que en las piscinas de agua dulce, como hemos comentado, el cloro se introduce de manera externa mediante pastillas habitualmente, en el caso del agua salada el funcionamiento es diferente, y te lo contamos a continuación.

Características de una piscina de agua salada

Si aún no te queda claro si es mejor piscina de agua salada o dulce, te contamos las características de las piscinas de agua salada.

Estas piscinas funcionan de forma similar a las de agua dulce, en el sentido de que también requieren filtros y bombas para hacer circular y depurar el agua. Por supuesto, estos equipos deben ser específicos para el paso de agua salada, y que forman un circuito cerrado.

Asimismo, la pieza que define en gran medida estos sistemas es el clorador salino, que precisamente es lo que transforma mediante una reacción de electrolisis salina. 

Esta reacción permite separar la molécula del cloruro de sodio de la sal de la piscina en cloro que permite desinfectar el agua. Esto hace del sistema de agua salada un proceso totalmente ecológico.

Pero las piscinas de agua salada poseen algunas diferencias en su construcción y materiales respecto a las de agua dulce, lo cual debemos tener en cuenta si estamos pensando en sustituir un sistema de agua dulce por uno de agua salada. 

En concreto, será indicado instalar o sustituir todos los materiales metálicos por plásticos o cualquier otra sustancia que no ofrezca posibilidad de oxidación.

Mantenimiento de una piscina salada

Para saber qué es mejor, piscina de agua salada o dulce, al igual que en el caso del agua dulce, debemos de conocer el mantenimiento de la piscina de agua salada, aunque es bastante sencillo:

  • Será necesario realizar una limpieza periódica de la bomba y el filtro.

  • Asimismo, habrá que limpiar las superficies de la piscina antes de llenarla y posteriormente.

  • Al igual que con el agua dulce, habrá que comprobar los niveles de pH y cloro, así como la alcalinidad.

Como principal diferencia, ya que esta piscina funciona con un circuito cerrado basado en escindir los componentes de la sal para que el cloro haga su función desinfectante, para luego volver a formar el compuesto de la sal (cloruro sódico), generando el citado circuito cerrado, en este caso la inversión en productos químicos será mucho menor, ya que el propio circuito se va reciclando.

Beneficios de las piscinas de agua salada

Entre las ventajas que nos ofrece una piscina de agua salada se encuentra, en primer lugar, precisamente esta diferencia en el uso de productos químicos, ya que el sistema de agua salada no los necesita, además de otros beneficios como:

  • Es un sistema más respetuoso con el medio ambiente.

  • El agua no resulta irritante, como sí ocurre con el cloro químico en muchas ocasiones, sobre todo en la piel y en los ojos.

  • El olor del agua resulta menos artificial o químico.

  • El coste de mantenimiento es muy reducido.

Si bien estas ventajas nos llevan a valorar seriamente la pertinencia de instalar una piscina de agua salada en nuestra residencia, su coste es considerablemente mayor que las de agua dulce. Entonces, ¿Cómo podemos valorar finalmente para saber qué es mejor, agua salada o dulce?

¿Qué es mejor, piscina de agua salada o dulce? Conclusiones

Como hemos expuesto, la diferencia entre piscina de agua salada y dulce se da en la forma de desinfección del agua, que en el agua dulce es a través de cloro químico y en las saladas gracias a un circuito cerrado que utiliza el cloro de la sal como materia prima para la desinfección.

A la hora de pensar qué opción es más ideal, tendremos que valorar aquellos condicionantes que afectan a nuestra instalación personal e individualmente, teniendo en cuenta condicionantes como:

  • Construcción o renovación: Si vamos a construir una piscina desde cero, lo más recomendable, tanto por su ahorro a largo plazo como por lo ecológico de su sistema, es instalar una piscina de agua salada. Sin embargo, si queremos hacer un cambio en una instalación previa para renovarla, lo más habitual es que partamos de una piscina de agua dulce, lo que implica sumar los gastos de cambio de filtros, bombas así como los materiales que no resistan la oxidación. Por tanto, tendremos que valorar detenidamente nuestro presupuesto.

  • Precio: Una piscina de agua dulce puede ser unos 10.000 euros de media más barata que una de agua salada. Esto dependerá de su tamaño, las necesidades de la instalación en función de si es un cambio de un sistema a otro o una construcción desde cero, y el mantenimiento que exija.

  • Bañistas: Si las personas que sabemos que van a utilizar la piscina poseen algún tipo de hipersensibilidad o tendencia a la irritación cutánea y/o ocular, una piscina de agua salada siempre será más recomendable.

En cualquier caso, tanto a nivel de elección como de presupuesto, siempre debemos valorar acudir a especialistas que nos asesoren de forma individual que es mejor, piscina de agua salada o dulce, ya que van a valorar específicamente nuestro proyecto y se obtendrá información detallada en torno a las posibilidades, precios y opciones con las que se cuenta para saber que estamos tomando la decisión más acertada para disfrutar del agua de nuestra futura piscina.

Desde Limpiezas e Imagen del Sur, empresa de mantenimiento de piscinas en Almería, esperamos que esta entrada de nuestro blog sobre qué es mejor, piscina de agua salada o dulce haya aclarado todas las posibles dudas.

Si busca una empresa de mantenimiento de comunidades, Limpiezas e Imagen del Sur es una empresa de limpieza en Almería, échale un vistazo a nuestra web y conoce todos nuestros servicios.

CONTÁCTANOS


Acepto la Política de privacidad *

*todos los campos son obligatorios