• 18/04/2022

Para saber cómo eliminar pintura de la madera se debe saber que son 3 las formas útiles, efectivas y que respetan el material de la madera consiguiendo quitar la pintura. Concretamente, el lijado, el decapante y el calor.

Pero, antes de comenzar a exponerlos para que sepa cómo eliminar pintura de la madera de forma sencilla paso a paso, así como lo que se necesita para poner estos métodos en práctica, especificaremos cuáles son aquellas situaciones en las que es conveniente eliminar la pintura de la madera antes de darle una nueva cara a la superficie, mueble u objeto en cuestión.

Cuándo es conveniente eliminar la pintura de la madera 

  • - Si se quiere volver a pintar del mismo color: Será importante eliminar la pintura de la madera cuando esté demasiado descascarillada y levantada como para aplicar otra capa. Cuando la pintura está deteriorada, una nueva capa de pintura no se adherirá bien y tendrá un acabado irregular.

    Asimismo, será necesario cuando se quiera aplicar una pintura de un material que no reacciona bien con el de la pintura anterior, esta información puede encontrarse fácilmente al buscar las incompatibilidades de la pintura que queramos aplicar.

  • - Si se quiere barnizar: Tanto si se desea renovar el barniz como eliminar un color anterior para realizar un barnizado que deje al descubierto la madera, es necesario quitar la capa previa para obtener un resultado adecuado del barnizado.

Ahora que conoce estas situaciones, podemos comenzar con la exposición de los 3 métodos para saber cómo eliminar pintura de la madera.

1. Cómo eliminar pintura de la madera: Lijado

Uno de los métodos más antiguos para saber cómo eliminar pintura de la madera, e incluso de otras superficies, es el lijado. Como su nombre indica, se realiza con papeles de lija en torno a tacos que aporten dureza y consistencia o lijadoras.

El método es muy sencillo en este caso, pero su sencillez no hace que no haya que tener cuidado para no deformar la madera (de hecho, no es recomendable utilizarlo para maderas delicadas y blandas, para las que recomendaremos un método más delicado) y que se debe prestar atención para someter una presión lo más uniforme posible durante todo el proceso:

  1. 1. Primero, se elimina con una lija más basta los restos más gruesos y superficiales de material.

  2. 2. Por último, las lijas finas serán las ideales para quitar la pintura que quede y las imperfecciones que haya provocado el primer lijado, que suele rayar mucho el material.

Con las lijas manuales es posible adaptarse a todas las superficies del mueble o elemento en cuestión, mientras que si se utilizan lijadoras hay que tener más cuidado, utilizando la lijadora de banda para aquellos materiales con mayor dureza, como suelos. Por otro lado, la lijadora orbital es la idónea para superficies curvas o esquinas.

2. Cómo eliminar pintura de la madera: Decapante, método químico

Lo primero que se debe saber de este método químico para eliminar pintura de la madera es que son líquidos con propiedades agresivas que hieren las superficies. Por ello, es fundamental tener precaución y cuidado a la hora de manejar estos productos.

En segundo lugar, esta misma característica hace que no sean indicados para maderas muy antiguas o delicadas, que puedan ablandarse con su contacto, aunque en general este método ofrece muy buenos resultados para casi cualquier situación. 

Sin embargo, resultan especialmente útiles para maderas con cualquier tipo de “hueco”, es decir: molduras, grabados, recovecos… Gracias a que los decapantes son líquidos, llegan perfectamente a cualquier esquina de la madera.

Para utilizar este método sólo se necesitará, además del decapante, algo con lo que aplicarlo, como un pincel, y algo con lo que ir retirando la pintura, como un cepillo con cerdas metálicas finas o un estropajo metálico:

  1. 1. En primer lugar, es muy importante utilizar manga larga, guantes y gafas para protegerse del decapante. Asimismo, se debe intentar utilizar en zonas exteriores o sino abrir todas las ventanas.

  2. 2. El decapante se debe aplicar por toda la superficie de la pintura que se desee eliminar y dejar actuar el tiempo que indiquen las instrucciones concretas del producto.

  3. 3. Retirar toda la pintura con la viruta metálica.

  4. 4. Lavar la madera para retirar todos los restos de decapante.

  5. 5. Utilizar una lija fina para perfeccionar el acabado de la superficie.

Conocidos los 2 primeros métodos para eliminar pintura de la madera, pasaremos al último, un método térmico basado en la acción del calor.

3. Cómo eliminar pintura de la madera: Pistola de calor

El último método para eliminar pintura de la madera es a través de una pistola de calor, se podrá encontrar en cualquier ferretería o tienda de bricolaje. 

En este caso, lo fundamental es tener cuidado para no quemar la madera y, aunque puede ser un proceso menos rápido que los anteriores, también está libre de virutas y vapores a la hora de eliminar pintura de madera.

  1. 1. Se enciende la pistola y, a no menos de 15 centímetros de la madera, aplicaremos el calor sobre la pintura creando un ángulo de 45 grados.

  2. 2. La pintura se irá calentando y arrugando, momento en el que se debe apagar la pistola y retirar la pintura con una rasqueta. Este paso lo iremos repitiendo hasta quitar toda la pintura de la madera.

  3. 3. Para terminar, se lija la superficie cuidadosamente hasta dejarla lisa y suave.

Sea cual sea el método que elija, se debe realizar en un espacio ventilado, despejado y de tener la máxima precaución. Y recuerde comenzar por las zonas más escondidas de la madera hasta que se domine el método para, entonces, pasar a aquellas más visibles. 

En cualquier caso, seguro que obtendrás excelentes resultados y desde Limpieza e Imagen del Sur, empresa de pintura en Almería esperamos que este artículo haya ayudado a tener más claro cómo eliminar pintura de la madera.

CONTÁCTANOS


Acepto la Política de privacidad *

*todos los campos son obligatorios